Significa inflamación del cerebro, pero generalmente este término se emplea para referirse a la inflamación del cerebro provocada por un virus. Se trata de una enfermedad poco habitual, que ocurre en aproximadamente 0,5 de cada 100.000 personas -más habitualmente niños, ancianos y personas con el sistema inmunitario debilitado (es decir, con VIH/SIDA o cáncer).

Aunque cada año los Centers for Disease Control and Prevention (CDC) de EE.UU. reciben varios miles de notificaciones sobre casos de encefalitis (también conocida como encefalitis vírica oaséptica), los expertos sospechan que hay muchos más casos que no se notifican debido a la levedad de los síntomas.

La encefalitis se puede desarrollar a raíz de la infección provocada por muchos tipos diferentes de virus. Por lo tanto, será más o menos contagiosa en función del virus que la haya provocado. Algunos virus, como el del Nilo Occidental, solamente se pueden transmitir a través de las picaduras de insectos infectados, de modo que no se puede contagiar de una persona a otra. Pero otros virus, como el de Epstein-Barr, se pueden contagiar entre personas.

Anuncios